Artículos y noticias de interés

El showrooming se consolida como práctica habitual

showrooming-1

El showrooming, la práctica de comparar precios con el móvil dentro de la propia tienda, con el fin de encontrar la mejor oferta, es ya un hábito más que generalizado entre los consumidores. Los nuevos datos aportados por el último informe de JiWire muestran un aumento del 25% respecto al mismo periodo del año anterior.

El estudio, denominado Mobile Audience Insights Report se ha realizado en base al uso de las líneas wi-fi públicas por parte de los clientes móviles. De sus datos podemos extraer las siguientes conclusiones:

El sector retail es el más popular entre los showroomers. El 31% compara precios en este tipo de establecimientos, especialmente en las tiendas de ropa (28%). El 21%, por su parte, practica el showrooming en restaurantes y cafeterías.

¿Qué actividades realizan los showroomers principalmente?

Al 59% de los clientes le preocupa encontrar el precio más barato, por eso echa mano de su smartphone para comparar precios sobre el producto que tienen en sus manos. El 48% reconoce que busca cupones, con el fin de encontrar interesantes ofertas.

Pero el precio no es la única prioridad de los showroomers, sino que también les interesa conocer más detalles del producto. El 47% busca artículos que le ayuden a tener una visión más amplia sobre lo que quieren comprar, y un 29% navega en la red en busca de información adicional. Además, también tienen en cuenta las recomendaciones de sus amigos; el 25% busca comentarios y opiniones de sus contactos.

No solo utilizan su móvil para buscar información, sino también para comprar. Los datos de JiWire destacan que el 23% de los showroomers acaba comprando online, frente al 12% del año anterior. Esto implica un aumento del 92%, sin duda espectacular. Cabe destacar que el showrooming también beneficia a la propia tienda, el 57% de estos clientes acaba comprando en la tienda.

¿Cómo pueden los minoristas combatir el showrooming?

Sin duda, la nueva perspectiva que muestra el presente informe no es muy esperanzadora para los retailers, quienes por otra parte no pueden resignarse y tirar la toalla. Aquí dejamos algunos consejos para reducir su impacto en las ventas, e incluso aprovechar estos nuevos hábitos de los consumidores:

Plantéate la posibilidad de ajustar tu política de precios. Si el principal atractivo para tus clientes es el precio ¿por qué no satisfacer su petición? Tampoco se trata de que reduzcas tus márgenes a la mínima expresión, sino que desarrolles una política inteligente, con una selección de productos. Es una práctica habitual en los supermercados desde tiempos inmemoriables. Destaca las ofertas de tus productos estrella; servirán de gancho para atraer a la audiencia.

Si los clientes buscan cupones ¿quién eres tú para negárselos? Desarrolla una campaña con este tipo de descuentos, dirigida especialmente para los clientes de tu tienda y alrededores. De este modo atraerás a tu público objetivo, que vendrá como las moscas a la miel.

Cosecha opiniones y recomendaciones por parte de tus clientes. Ya has visto cómo influyen los testimonios y valoraciones de terceros en las decisiones de compra. Tú también puedes conseguir estas referencias. Anima a tus clientes a recomendarte, bien a través de la web, o con una app en la propia tienda. Lo importante es hacer que dejen su testimonio.

Proporciona conexión wi-fi en tus instalaciones. El informe de JiWire indica que el crecimiento de su uso es de un 23% anual. Aprovecha las nuevas tecnologías para atraer a tu público objetivo; además puede ser una fuente de leads, si habilitas el servicio previo registro. También puedes combinarlo con algún tipo de incentivo u oferta, con el fin de rentabilizar todavía más el servicio.

Ofrece una atención al cliente de calidad y procura una satisfactoria experiencia al cliente en tu tienda. Es tu principal ventaja competitiva. Si el cliente obtiene lo que busca, no tendrá necesidad de recurrir al móvil para encontrarlo. Esto pasa por incluir información detallada sobre los productos, clasificarlos adecuadamente y, sobretodo, contar con personal debidamente formado y comprometido con la empresa. El trato humano será un factor determinante.

¿Te consideras un damnificado por el showrooming, o por el contrario sabes aprovechar sus ventajas?

Comentarios (0) ↓
word