El Precio no lo es todo

Cual es la razón por lo que los usuarios se decantan por la venta en internet, la mayoría de nosotros a esa pregunta respondemos rápido, “el precio”. En algunos casos esa respuesta es cierta, pero no siempre y lo mas importante, el precio no lo es todo.

Las encuestas reflejan lo que antes comentábamos, para un 44% el precio es lo mas importante, y algunos de nosotros a la hora de marcar una estrategia para destacar en Internet con la venta online o en nuestros propios negocios físicos es justamente esa, destacar por nuestros precios bajos y relacionar el éxito o fracaso de nuestro plan de negocio a esta decisión. ¿Es esta una buena estrategia?

Una de las tareas mas importantes que tenemos que afrontar a la hora de poner nuestra empresa en el mercado es fijar sus precios, Para calcular estos precios tenemos que tener en cuenta factores como: Coste de adquisición, distribución, gastos fijos, margen de beneficios… En ocasiones todos estos cálculos se reducen a la mínima expresión para poder vender mas barato que los demás y captar mas clientes, pero una cosa esta clara “Si todo lo basas en el precio, serás precio“.

El éxito o fracaso de esta estrategia dependerá del perfil de nuestros clientes, en los productos de gama alta esta estrategia es contraproducente ya que un mayor precio es asociado, en este sector, por mejores servicios añadidos y un precio demasiado bajo genera desconfianza, ademas en esta gama donde los consumidores son muy conocedores del producto, el precio, no es un factor determinante.

Del mismo modo, tener una estrategia basada en precios bajos tiene que ser producente para la empresa y sus beneficios, vender mucho y ganar muy poco es difícil de mantener a largo plazo ya que basamos nuestro éxito a consumos masivos, que obligan a aumentar nuestra infraestructura para poderlos atender la demanda. También seriamos muy dependientes de las ventas, en caso de que estas bajen un poco no podríamos mantener nuestra infraestructura. Con precios tan justos no podemos ofrecer servicios que ofrezcan valor añadido a nuestros productos por lo que la única fidelización que obtenemos de nuestros clientes esta ligada al precio y, el precio no fideliza, si un competidor baja nuestros precios notaríamos un claro descenso en las ventas y fuga de nuestros clientes al no aportar nada mas al producto que un precio bajo.

Lo ideal es implantar una política de precios equilibrada en relación al valor y al precio, aportar servicios a nuestros productos que garanticen que aun costando un poco mas es mucho mas seguro comprar en nuestra empresa, servicios que consigan una fidelización mayor que el precio.